Lilia Arellano

Switch to desktop Register Login

Ramón Zurita

Ramón Zurita

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

El video del CJNG

Miércoles, 22 Julio 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

El video difundido en redes sociales en que se muestra parte de la fuerza del Cártel Jalisco Nueva Generación surtió el efecto deseado, ya que fue difundido con gran rapidez por las redes sociales.

 

 

Se trataba de mostrar el equipamiento y armamento con que cuenta este grupo de la delincuencia organizada, considerado como uno de los de mayor presencia en el país.

 

 

Vimos el fuerte armamento, los uniformes, los vehículos (aparentemente blindados) e incluso los letreros o pegotes que acompañan cada una de las unidades de transporte que usan para sus recorridos.

 

 

Se dudaba de la veracidad y del tiempo real en que fue filmado este video, pero las propias autoridades despejaron dudas y aseveraron que está actualizado y que fue rodado en los límites del Estado de México y Michoacán, dos entidades asediadas por los grupos delincuenciales.

 

 

De lo visto, llama la atención como una caravana de vehículos de esas dimensiones, cargados de hombres armados y con letreros sumamente destacados puedan correr por las carreteras de México, sin ser detectados por las autoridades, fuerzas armadas o policíacas o simplemente por los ciudadanos que circulan por esos caminos.

 

 

El grupo del Cártel Jalisco Nueva Generación se notaba sumamente compacto, menos de cien elementos lo componía, al que fácilmente una tropa militarizada combatiría y acabaría con ellos.

 

 

El impacto causado entre los cibernéticos fue tremendo y hubo quienes dudaron de la capacidad de las autoridades para someterlos, con todo y que las tropas del Ejército y la Marina, así como la Guardia Nacional y los cuerpos de seguridad superan en vario múltiplos a los retadores.

 

 

Sin embargo, existen quienes vieron lo mismo y analizaron la realidad del CJNG, basado en que cerca de 30 personas de ese grupo, que se pudo constatar no son de los mejor calificados, fueron los responsables del atentado en contra del secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX, Omar García, según dijeron las autoridades.

 

 

Y es que si 28 ó 30 militantes del CJNG no pudieron con 5 ó 6 policías, a pesar de su armamento y de la ofensiva armada, queda claro que su capacidad y entrenamiento no es tan  de élite, ni mucho preocupante, ya que ni siquiera pudieron escapar la mayoría de ellos.

 

 

Estos grupos de la delincuencia están acostumbrados a atacar en forma sorpresiva, sin tácticas de ninguna clase y sus operativos funcionan de esa forma con algunos resultados favorables.

 

 

Es aquí donde uno se pregunta si las fuerzas armadas tienen detectadas sus zonas de influencia, tanto como para saber donde se filmó el video y estos grupos delincuenciales no actúan con tácticas guerrilleras que los lleva a vivir en las sierras o montañas, sino en zonas urbanas o rurales, no lejanas de la civilización que falta para menguar su poderío.

 

 

Es cierto que no puede dar la orden de ataque y ya contra ello, masacrarlos de forma inmisericorde y que este gobierno actúa con demasiada prudencia en estos casos y que el propio CJNG, supuestamente, busca limpiar las zonas de sus adversarios, como es el caso de El Marro en Guanajuato, donde se han desarrollado muchas de las matanzas recientes.

 

 

Sin embargo, en esa disputa de territorios, son decenas los muertos abatidos en los enfrentamientos de los grupos delincuenciales, sin que los responsables sean apresados.

 

 

El video del CJNG no es el primero que se presenta en redes sociales, hay antecedentes de varios otros grupos que siguen actuando en diversas zonas del país y cuyo poderío se ha visto reducido ante el crecimiento del Cártel que encabeza Nemesio Oseguera, aunque la cinta difundida en esta ocasión si permeó en el ánimo de los ciudadanos.

 

 

*****

 

 

El presidente López Obrador se negó a revelar cuál es el futuro de Javier Jiménez Espriú y si éste seguirá al frente de la secretaría de Comunicaciones y Transportes, ya que dijo el jueves tendrá una reunión con él. Sin embargo, por todos lados circula la posibilidad de renuncia del titular de SCT y ya hasta se menciona con insistencia el nombre de otro tabasqueño Cedric Iván Escalante, para ascender al cargo.

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

El intenso INE

Martes, 21 Julio 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

Desde que encontró el país su propio estilo democrático, México contó con el nacimiento de un organismo encargado de hacer que sus comicios fueran lo más confiable posibles, lo que se consiguió de gran forma, tanto que el modelo implementado fue llevado a otras naciones y los miembros del naciente Instituto invitados como observadores de elecciones en otros países.

 

 

El primer director del naciente IFE fue Emilio Chuayffet Chemor, quien dejó el cargo para competir por el gobierno del Estado de México, quedando Arturo Núñez Jiménez, encargado de la dirección y como tal le tocó vivir el primer proceso electoral presidencial organizado por el IFE.

 

 

Después de que el IFE seguía bajo el control del gobierno, se decidió ciudadanizarlo y se buscó personajes que no tenían militancia partidista (algunos la tuvieron) en ese momento.

 

 

José Woldenberg fue el primer presidente de ese IFE que se decidió darle autonomía, aunque inició como un Consejero más del que, en ese momento, formaron parte Santiago Creel, Miguel Ángel Granados Chapa, Agustín Ortiz Pinchetti, Ricardo Pozas Horcasitas y Fernando Zertuche Muñoz.

 

 

Todos los primeros Consejeros Electorales eran personas reconocidas en sus distintos ámbitos y el organismo ganó amplio reconocimiento por el trabajo desarrollado.

 

 

Y aunque los Consejeros Ciudadanos no tenían militancia partidista (Woldenberg había renunciado), a poco de terminar con su gestión decidieron dar el paso y presentarse en aventuras electorales como candidatos.

 

 

Creel fue diputado por el PAN, Granados Chapa candidato de la izquierda al gobierno de Hidalgo, Ortiz Pinchetti, diputado federal de la izquierda, lo que abrió un horizonte de posibilidades para que otros ciudadanos se interesaran en formar parte del INE y usarlo de trampolín para los cargos de elección popular y el servicio público.

 

 

Los propios partidos vieron un semillero en el IFE y apostaron por integrar el organismo con simpatizantes de sus organizaciones.

 

 

Así llegaron otros, respaldados por los partidos afines, mientras que el control lo mantenía el partido que tuviese mayor número de diputados federales, el que aportaba un mayor número de Consejeros.

 

 

Jaime Cárdenas, Alonso Lujambio, Juan Molinar Horcasitas y Emilio Zebadúa, entre otros, pasaron a formar parte del Congreso o de la administración pública, mientras los académicos eran la parte nutriente de este organismo.

 

 

El IFE continuó siendo parte garante de los procesos electorales y conjuntamente con el Ejército eran las instituciones más reconocidas por la población.

 

 

Sin embargo, se presentó el desplome del organismo con los comicios de 2006, cuando provocó incertidumbre con el resultado, con todo y el conteo de votos, por lo que la Cámara de Diputados decidió modificar el régimen de nombramientos del Consejo General del IFE y el entonces presidente Luis Carlos Ugalde y cinco Consejeros más fueron destituidos.

 

 

Desde entonces la designación de los Consejeros ha tenido variantes y grandes jaloneos en la Cámara de Diputados, donde todos los partidos buscan su tajada, con el mayor número  representantes, el que, además, se amplió a once, intentando darle paridad de género.

 

 

En la actualidad hay siete Consejeros, ya que cuatro más terminaron su período, por lo que hoy la Cámara de Diputados pretende elegir a los cuatro nuevos, aunque como siempre hay polémica sobre quienes lo conformarán y se cuestiona el impulso que se les da a algunos de ellos.

 

 

El ahora INE (antes IFE) ha sido cuestionado por supuestas faltas de transparencia y entró en un fuerte debate con el nuevo gobierno, aunque resulta ser uno de los pocos organismos autónomos o no que mantienen credibilidad entre la población.

 

 

****

 

 

La alcaldesa de Tecate, Zulema Adams, de extracción morenista, mantiene enfrentamiento con el gobernador del mismo partido, Jaime Bonilla, pero tiene abiertos otros frentes, ya que se señala a su esposo, Martín Gómez Mariscal, como vinculado a uno de los cárteles de la delincuencia organizada que actúan en Baja California.

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Privilegios para los poderosos

Lunes, 20 Julio 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

Dirían los conservadores, afortunadamente en el país todavía hay clases sociales, cuando menos en lo que respecta al trato que reciben los ínclitos personajes que son detenidos por delitos relacionados con los cargos públicos que ostentaron y que gozan de privilegios.

 

 

Lo sucedido con Emilio Lozoya Austin y las condiciones en que llegó a México, que distan mucho de las que tuvo en España, reflejan algo que ocurre frecuentemente con este tipo de personajes que sufren de malestares que los llevan a ser remitidos a hospitales privados o de la prisión, sin pasar por los apuros de los demás reclusos.

 

 

Lozoya Austin no es el primero de los personajes públicos que sufren de males que no le aquejaban con anterioridad y que por ese motivo tiene que ser atendidos, dejando para más adelante las diligencias de los asuntos judiciales.

 

 

Lo curioso de esto, es que no se mide con el mismo rasero a los presos que no son acusados por corrupción, fraude, desvío de recursos o lavado de dinero, entre otros delitos, que superen las decenas de miles o millones de pesos y que si sufren de alguna enfermedad tienen que solventarla, regularmente, en la crujía.

 

 

Con ellos, no se atiende con el mismo protocolo de que gozan los ricos y famosos, por lo que no vale la pena dar nombres de hombres y mujeres que han gozado de este privilegio asentado en las leyes, pues son del conocimiento general.

 

 

Y es que hace unos días comentábamos de la situación de los personajes del mundo empresarial, bancario, sindical y político que llegan a ser extraditados, después de ser prófugos por muchos años, destacando que la mayoría de ellos logra al poco tiempo su libertad y el regreso de sus fortunas y bienes decomisados.

 

 

El caso particular de Emilio Lozoya es sumamente emblemático para el actual gobierno pues sería el primero de los personajes públicos con el que se tendría un acuerdo para conocer la forma en que se operan una serie de recursos que sirven para fondear las campañas políticas y también los negocios que se hacen al amparo del poder y hasta donde permea la corrupción.

 

 

Sin embargo, si todo es como se ha filtrado, el ex director de Pemex obtendría un gran beneficio de una sentencia reducida o hasta la libertad a cambio de ofrecer la cabeza de los trianguladores de la operación fraudulenta.

 

 

Y aunque no se conoce si es verdad o falso, se comenta que en el caso de Rosario Robles, otro de los personajes del servicio público detenidos en este sexenio, se operó de la misma forma y a cambio de entregar la cabeza de la ex secretaria de Sedesol y ex presidenta del PRD, el personaje en cuestión goza de su libertad, sin mezclado en los asuntos de la Estafa Maestra, de la que algunos lo responsabilizan.

 

 

Y es que el actual gobierno gusta de dar golpes espectaculares contra la corrupción (una de sus banderas), aunque en realidad no sucede nada de fondo y sirve como distractor de otros temas que pasan a segundo plano.

 

 

Poco o nada se recupera de las fortunas que estos personajes acumularon en el desempeño de sus funciones, ya que cuentan con poderosos abogados que conocen a fondo los entretelones de las leyes y con una breve estancia salen absueltos a seguir gozando de la vida.

 

 

Claro que esto sucede desde siempre en el mundo judicial y de la política mexicana, donde la detención de estos personajes se cataloga simplemente como revancha política y no se busca ejercer la ley y sentar precedente alguno para evitar este tipo de delitos en que incurren los personajes poderosos y de amplios recursos económicos.

 

 

Veremos si en los casos siguientes se actúa de la misma forma y en poco tiempo César Horacio Duarte, quien será extraditado de Estados Unidos llega enfermo y tiene que ser hospitalizado.

 

 

Antes de su detención, todos éstos presuntos delincuentes disfrutan de la buena vida, sin dar signos de enfermedad alguna.

 

 

*****

 

 

La manera prepotente e irresponsable en que actúa Pedro Haces Barba, solamente por ser aliado con su sindicato de la 4T, es un adelanto de su comportamiento en el momento en que su partido reciba la aprobación para participar en comicios y él pueda regresar, tal vez, a ocupar un escaño en el Senado, donde actualmente es suplente.

 

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Perdón y olvido

Jueves, 16 Julio 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

 

Siempre hemos señalado dos de los principales errores de los gobiernos mexicanos, el perdón y el olvido, que en muchos de los casos deriva en impunidad, hacia los actos de corrupción, engaño y abusos que se cometen al amparo de las libertades asentadas en las retorcidas leyes de los distintos códigos y leyes, reforzadas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

 

Basado en ello, son pocos los castigos que se aplican a los funcionarios y personajes públicos que incurren en faltas de todo tipo, desde fraude, evasión fiscal, desvío de recursos, corrupción, abusos de poder y otros delitos más que son cometidos una y otra vez y los responsables de los mismos salen excusados o pasan escaso tiempo en prisión, sin siquiera regresar los beneficios obtenidos.

 

 

Eso sí, dichos personajes se convierten en prófugos poderosos, con bastante dinero que les da opción para escapar de un lugar a otro, casi siempre de privilegio, hasta que son aprehendidos, extraditados, traídos a México donde recuperan la libertad y los bienes que en algún momento les fueron incautados.

 

 

Son muchos los personajes de la política, la banca, la justicia y otras disciplinas que han pasado por esas etapas, aunque el dinero con que cuentan les permite conseguir abogados de prestigio que les consiguen su liberación, sin mácula.

 

 

Varios de esos personajes buscan su reinserción en las actividades en que se desempeñaban, ya que en la mayoría de los casos son declarados inocentes, por lo que no se entiende entonces el excesivo gasto que realiza el gobierno mexicano para traerlos extraditados y poner a trabajar la maquinaria de la justicia que muestra que las pruebas que tiene en su contra no son lo suficientemente sólidas para mantenerlos en la cárcel e incautarles los millones que supuestamente defraudaron o desviaron y que esos abogados de lujo conocen los recovecos de las leyes nacionales.

 

 

Los mejores ejemplos de ello son, el hoy reaparecido ex banquero Carlos Cabal Peniche, el empresario minero Carlos Ahumada, el también ex banquero Ángel Isidoro Rodríguez y políticos como Óscar Espinosa Villarreal, todos ellos extraditados de distintos sitios del mundo que al poco tiempo alcanzaron la libertad, con la presunción de inocencia de los cargos que le fueron imputados.

 

 

La apuesta de casi todos fue huir al extranjero cuando fueron acusados de delitos, considerando la pereza de las autoridades mexicanas para buscar la emisión de la ficha roja de Interpol, por lo que la acción de la justicia tardó varios años en ubicarlos. Otros, como el caso de los bolseros Eduardo Legorreta y Jorge Lankenau, fueron detenidos y hasta gozaron del beneficio de la prisión domiciliaria, como también lo consiguió Elba Esther Gordillo y unos más liberados con fianza, como es el caso del ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías.

 

 

A final de cuentas, muchos de ellos lograron su libertad y ser exculpados de los delitos que los acusaban, al igual que muchos políticos y ex gobernantes que pueden enfrentar desde la prisión en casa el juicio o juicios que se les siguen.

 

 

Claro que también hay casos en que las denuncias sirven como ajuste de cuentas políticas y los presuntos responsables no tienen responsabilidad real.

 

 

En el reciente caso de Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex no se sabe con cuál vara será medido y que regla habrá de aplicársele. Se menciona mucho que ya pactó con la justicia mexicana para obtener beneficios, compartiendo la responsabilidad de los hechos que se le imputan.

 

 

Con ello su penalidad sería mínima y tampoco se le afectaría sus bienes, con lo que en poco tiempo podría tener disponibilidad económica suficiente para rescatar alguna empresa a punto de quebrar o convertirse en principal accionista de otra que inspire prosperidad.

 

 

Del ex gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte, se desconoce si llegó a algún acuerdo o será juzgado por la serie de delitos cometidos al amparo del poder.

 

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Web desarrollada por HunabKu Team.

Top Desktop version