Lilia Arellano

Switch to desktop Register Login

Ramón Zurita

Ramón Zurita

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Se desinflan los temas

Martes, 28 Julio 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

Las corruptelas del poder son parte del teatro que se forma alrededor de las autoridades que antecedieron a los que detentan la autoridad en ese momento.

 

Se monta un circo en varias pistas, para mostrar lo nefasto de los anteriores gobiernos y que la ciudadanía no se equivocó con los actuales gobernantes. Se trata de justificar el ascenso de los nuevos hacedores de la democracia, pero no deja de ser parte de del teatro de marionetas que se monta cada nueva administración.

 

A final de cuentas, los acusados de corruptelas, desvío de recursos y abusos de poder, pasan un corto tiempo en prisión (si acaso), no devuelven nada del dinero y viven a gusto, sin remordimientos ni nuevas acusaciones, pasan el resto de sus vidas disfrutando de esas riquezas obtenidas a costa del sacrificio del pueblo.

 

Los ejemplos abundan en la historia del México moderno, donde las  novedades tecnológicas juegan un papel preponderante dentro de estas acusaciones, aunque con la divulgación de los supuestos videos con que cuenta Emilio Lozoya Austin no se espera la conmoción causada cuando se revelaron los que guardó celosamente Carlos Ahumada.

 

El interés radica en conocer si será acusado de manera directa el ex Presidente Peña Nieto y el ex secretario Luis Videgaray o si todo se restringe a ex senadores y ex diputados.

 

Por eso los asuntos del poder y los eventuales castigos que podrían sufrir los infractores de la ley, en el caso de los hombres del poder, son del interés público, mientras el tema aporte datos que se vayan ajustando a las historias que se cuentan, después pierden vigencia, se desdibujan y se desinflan, aunque quedan en el recuerdo e imaginario nacional.

 

Llaman la atención de inicio por lo insólito o reiterativo de los hechos que se acumulan a las tantas historias de corrupción, abusos e impunidad que son una constante en la vida cotidiana del país.

 

Al poco tiempo de destaparse esa caja de Pandora, la falta de ejecución de las propias autoridades, el desinterés, la apatía y abulia hacen mella y los casos que causaron sensación y atención por parte de los gobernantes y de la propia ciudadanía se van alejando de la utilidad que se les da.

 

Los asuntos en que se encuentra inmiscuido el ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, pasaron de la sorpresa y del interés público y de la creencia de que ahora si se va en serio contra los corruptos que atentaron contra los intereses de los demás y de la nación, que sin importar el tamaño de los personajes implicados se actuaría en contra de ellos, al desinterés.

 

Los meses, semanas y días han transcurridos desde que explotó la bomba de la detención de Lozoya Austin y ahora las versiones son distintas y hacen ver de un pacto entre el ex director de Pemex y las autoridades que obligaría a Lozoya Austin a revelar las formas en que se pactaban los acuerdos entre gobernantes y opositores y los beneficiados con la venta y compra de las plantas y astilleros adquiridos por PEMEX bajo su dirección, a cambio de inmunidad.

 

De esa manera se mostraría las cochinadas y manipulaciones de los hilos políticos y del dinero que se hicieron en sexenios anteriores, lo que no traería ninguna novedad, pues la población se encuentra cierta de que el sexenio pasado fue el de mayor corrupción en la vida democrática del país.

 

Los personajes que eventualmente aparecen en esos videos no sufrían ninguna desajuste en su transitar político, si acaso el repudio de algunos grupos y los aplausos de quienes son como ellos.

 

De los videos de Carlos Ahumada, solamente un personaje dejó de actuar en política, Carlos Imaz, los demás siguieron su ruta de tránsito, sin problemas de ningún tipo. Otro, René Bejarano pasó poco más de seis mese en prisión y siguió actuando políticamente.

 

******

 

Por un error publicamos que Aarón Urbina fue eterno alcalde de Metepec, cuando en realidad ha sido cuatro veces de Tecámac, una disculpa.

 

 ******

 

Desatado en busca de la candidatura panista al gobierno de Campeche anda Eliseo Fernández Montufar, alcalde de la capital del estado, quien asegura traer el compromiso de Movimiento Ciudadano de apoyarlo, aunque los panistas lo ven con recelo.

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

¿Se asustan?

Lunes, 27 Julio 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

En verdad que es sorprendente la mala memoria que tenemos los mexicanos que olvidamos los enjuagues de diputados locales, federales y senadores que siempre dan de que hablar.

 

 

Unos y otros, sin importar la ideología o siglas a las que pertenezcan, nos muestran cada legislatura lo frágiles que son y como a cambio de prebendas, sin considerar el costo de las mismas, enseñan los camaleónicos que son, en su gran mayoría.

 

 

Siempre llama la atención que algunos personajes sean considerados como grandes estrategas políticos, cuando en realidad lo que tienen son las armas necesarias para vencer la voluntad de sus adversarios, sin importar el costo que este represente.

 

 

Hay una frase aplicada en política que establece: es barato, lo que se compra con dinero, por eso los ejemplos abundan, pero ahí van algunos de ellos que dejaron sentada las bases para negociaciones futuras: el Estado de México y Tabasco, dos entidades distantes una de la otra que en ocasiones dejaron constancia de su hartazgo del PRI, decidieron en alguna ocasión experimentar con su voto y otorgarlo a los candidatos al Congreso estatal ajenos al tricolor.

 

 

Panistas y perredistas se vieron beneficiados con esta pauta electoral, aunque pronto se empataron las cosas, cuando los negociadores del PRI, que continuaba gobernando, encontraron el método para convencer a blanquiazules y solaztequistas de un cambio de siglas e ideología, que al fin y al cabo es de sabios cambiar de opinión, según reza el viejo adagio.

 

 

Uno de los beneficiados por ese cambio resultó ser Aarón Urbina, eterno alcalde Metepec y quien llegó al Congreso estatal apoyado por el PAN y al poco rato se convirtió en coordinador de los diputados del PRI, algo que no resulta raro en el concierto político mexicano.

 

 

Tabasco, una entidad que fue gobernada por el PRI y sus ancestros durante 80 años se convirtió en baluarte de la izquierda que ya había dado sus primeros avisos con la incursión electoral de Andrés Manuel López Obrador en 1988, decidió en 2003 darle mayoría al PRD en el Congreso estatal, algo que no fue obstáculo para convencer a los nada reacios perredistas de dar el salto a las filas tricolores, mediante pequeñas, medianas y grandes aceitadas que dejaban en claro que la voluntad de los del sol azteca no era tan férrea como se creía.

 

 

Eso son los dos más claros ejemplos de unos diputados que dieron el giro y proporcionaron alegría al entonces imbatible PRI.  Del federal, ni hablar, las bolsas del presupuesto a su total disposición, por eso no causa ninguna sorpresa, ni nadie se llama a sorprendido con lo que se filtra sobre el caso Lozoya y la aprobación de la reforma energética, durante la administración de Enrique Peña Nieto.

 

 

Y es que los nombres que se filtran son de legisladores ajenos al PRI, cuya voluntad fue comprada por el tricolor, mediante las dádivas que proporcionaba el entonces director de Pemex cuya fuerza mental y de argumento$ convencían a tirios y troyanos de los beneficios que traería dicha reforma.

 

 

La novela forjada por Lozoya Austin trae un argumento digno de convertirla en serie de Netflix o Amazon, cuyo libreto podría realizar cualquiera de los escritores de las series de los narcos o de las mafias que pululan en esas plataformas.

 

 

Con todo y la información filtrada se duda mucho que se ejerza alguna acción penal en contra de aquellos senadores y diputados que, según esto, fueron corrompidos por el “perverso” Lozoya Austin, que solamente cumplía con lo que le ordenaban sus “jefes”, Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía y cabeza de sector; Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda y el presidente Enrique Peña Nieto.

 

 

Durante la semana, seguramente, conoceremos más de la historia del “perverso” Emilio Lozoya Austin y los cándidos diputados y senadores de diversos partidos que cayeron encantados por el canto de las sirenas que venía de Pemex.

 

 

******

 

 

Ricardo Monreal Ávila, coordinador de la mayoría de  Morena en el Senado de la República, publicó su libro “La Infamia”, donde narra los 22 años de golpeteo que su familia y él mismo han tenido desde las estructuras del poder público, para frenar su carrera política.

 

 

Con todo y los constantes embates, el zacatecano ha sido gobernador de su entidad natal, vicecoordinador de la bancada del PRI, coordinador de los senadores del PT, diputados del MC y de los senadores de Morena, dejando en claro que nada le arredra.

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

La renuncia de Jiménez Espriú

Viernes, 24 Julio 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

Esperada y todo, la renuncia del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, causó conmoción en el ámbito político, por ser uno de los pocos personajes que formó parte del gabinete de Andrés Manuel López Obrador hasta en tres ocasiones, dos en forma fallida y la real, en la actualidad.

 

 

El propio Presidente había adelantado hace un par de días que existían diferencias con este personaje que se mantuvo cercano al Ejecutivo federal en todos sus intentos electorales por la Presidencia de la República y que finalmente decidió abandonar el barco en plena tormenta.

 

 

Con la renuncia de Jiménez Espriú se eleva a tres los miembros del gabinete que han renunciado en menos de dos de gobierno: primero fue el titular de Hacienda, Carlos Manuel Urzúa; le siguió Josefa González (Blanco) Ortiz, encargada de Semarnat y ahora se produce la del secretario de la SCT.

 

 

Jiménez Espriú es reconocido profesionalmente, sin embargo tuvo varios conflictos en su desempeño como titular de la SCT, siendo el más reciente con el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, por una disputa por el cobro de cuotas en una carretera del mencionado estado.

 

 

Pero antes de eso, el entonces titular de la SCT olvidó declarar un departamento en Houston y ahora con su renuncia surgen dos versiones: una que habla de la inconformidad del ahora ex secretario por la entrega de la operación de los puertos a las fuerzas armadas y otra que lleva a la extradición de Emilio Lozoya y la eventual relación de la familia del secretario con la empresa Odebrecht.

 

 

El embrollo de los familiares de Jiménez Espriú puede generar un nuevo drama, por la relación de la empresa Grupo Idesa, vinculada a  los negocios con Pemex, empresa paraestatal de la que fue director Pascual Gutiérrez Roldán, suegro de Jiménez Espriú.

 

 

De 83 años de edad, el renunciante titular de la SCT, es ampliamente reconocido en el terreno profesional y en su desempeño durante el ejercicio público, aunque en su papel de titular de la SCT dejó mucho que desear y algunos lo consideraban como uno de los varios floreros con que cuenta el Ejecutivo federal.

 

 

Antes de ser titular de la SCT había ocupado la subsecretaría de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico en la administración presidencial de Miguel de la Madrid y trabajó en varias administraciones en el gobierno federal y su relación se hizo cercana con el actual Presidente al que acompañó en sus tres campañas, la de 2006, 2012 y 2018.

 

 

La secretaría de Comunicaciones, de la que hoy es titular Jorge Arganiz Díaz Leal, ha sido punto de conflicto durante varias décadas y por ella han desfilado personajes sumamente polémicos, algunos de ellos denunciados por supuestas corruptelas, como es el caso de Eugenio Méndez Docurro, quien con un amplio currículum que abarcaba la dirección del Conacyt y del IPN, fue acusado de peculado y fraude, por lo que tuvo que cubrir un desfalco en Correos, para no estar en prisión.

 

 

Recientemente Gerardo Ruiz Esparza fue señalado como parte de una red supuesta de corrupción en esa dependencia, escándalo que se apagó con la muerte del ex titular de la SCT.

 

 

Han pasado también por esa dependencia otros personajes que no dejaron buen sabor de boca como son los casos de Juan Andrew Almazán y Maximino Ávila Camacho en el pasado y Emilio Gamboa, más recientemente. Los dos primeros generales y el tercero licenciado en Relaciones Industriales, ajenos totalmente a los temas de la SCT.

 

 

Y es que en diferentes etapas de la vida del México moderno, la secretaría de Comunicaciones y Transportes ha sido en gran parte la encargada de la transformación del país, construyendo carreteras, caminos rurales, autopistas, además de normar todo tipo de comunicaciones, las aéreas, terrestres y hasta las tecnológicas.

 

 

El nuevo secretario es un ingeniero civil con amplia experiencia, tanto en el sector público como privado, donde ha destacado como consultor de empresas trasnacionales  y fue secretario de Obras del gobierno capitalino, bajo la gestión de Marcelo Ebrard, por lo que se le considera una pieza insertada como parte del equipo del secretario de Relaciones Exteriores.

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Corrupción, cáncer de la política

Jueves, 23 Julio 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

 

De concretarse las acusaciones en contra de Emilio Lozoya Austin (se afirma que ya pactó con las autoridades para jugar el papel de “sapo”) sería el segundo director de Pemex en pisar la cárcel.

 

 

La corrupción y el desvío de recursos son dos de los principales delitos con los que inculpan a los miembros del servicio público, destacando las denuncias en contra de ex gobernadores, cuya cifra rebasa la docena de personas detenidas y procesadas, aunque ninguno de ellos supere los cinco años de prisión y otros consiguieron ser exculpados.

 

 

El único que se mantuvo más años en la cárcel (sigue estándolo, ya que está en prisión domiciliaria) es Mario Villanueva Madrid, acusado de vínculos con el narcotráfico, en lo que muchos consideran una venganza política.

 

 

Los gobernadores han sido el lado flaco de los políticos que han incurrido en la comisión de delitos, aunque no han sido detenidos durante su gestión, sino después de dejar el cargo.

 

 

Actualmente, los ex gobernadores de Veracruz y Quintana Roo, Javier Duarte y Roberto Borge, se encuentran detenidos, aunque en el caso del segundo no ha sido sentenciado, al igual que Eugenio Hernández y Tomás Yarrington, los dos ex de Tamaulipas y el ex de Chihuahua, César Horacio Duarte, está a la espera de ser extraditado. Guillermo Padrés se encuentra libre bajo fianza.

 

 

Flavino Ríos, Veracruz; Jesús Reyna, Michoacán; Pablo Salazar, Chiapas; Andrés Granier, Tabasco; Luis Armando Reynoso, Aguascalientes; Guillermo Mercado Romero y Narciso Agúndez, ambos de Baja California Sur, también fueron perseguidos por la justicia y sufrieron prisión, aunque los cargos imputados son distintos entre sí. Rodrigo Medina, Nuevo León, pasó unas cuantas horas detenido.

 

 

Otros gobernadores fueron desaforados por supuestos delitos, aunque no sentenciados: Israel Nogueda Otero, Guerrero, y Óscar Flores Tapia, Coahuila.

 

 

En su mayoría, los ex gobernadores consiguieron ser liberados de los delitos imputados.

 

 

La justicia mexicana no es muy prolífica en juzgar a los políticos y menos lo hace con dureza, ya que los que llegan a pisar la cárcel no lo hacen más allá de los cinco años y obtienen su libertad. Hace unas cuantas décadas ni siquiera existían penas contra los políticos abusivos o rateros, por lo que solamente se ejercía acción judicial en contra de aquellos que entraban en conflicto con quienes ejercían el poder.

 

 

Dos son los casos más emblemáticos de funcionario de alto nivel en pisar prisión por esos cinco años: Jorge Díaz Serrano, ex director de Pemex y senador en funciones (fue desaforado) acusado por un fraude de 35 millones de dólares en la compra de dos embarcaciones, operación que sí se realizó para el beneficio de la familia presidencial. Félix Barra, ex secretario de la Reforma Agraria, es el segundo político no gobernador en pasar cinco años en la cárcel, denunciado por amenazas cumplidas.

 

 

Otros ex secretarios que pisaron prisión son Eugenio Méndez Docurro, ex de Comunicaciones y Transportes, acusado de peculado y fraude, pagó un desfalco en Correos y salió libre. Óscar Espinosa Villarreal, ex secretario de Turismo, fue detenido con acusaciones de peculado, derivadas por su paso como Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

 

 

Eduardo Pesqueira, ex secretario de Agricultura y Rosario Robles, ex titular de Sedesol, también les ha tocado lidiar con la justicia, aunque siguen siendo pocos los ex miembros de un gabinete presidencial que han pisado la cárcel.

 

 

Hay también un abundante número de políticos que han pasado por otras oficinas que también les tocó la balanza de la justicia y pasaron algún tiempo en prisión, aunque no fue demasiado, salvo en el caso de Arturo Durazo Moreno, ex jefe policíaco del Distrito Federal; Leopoldo Ramírez Limón, ex director del Monte de Piedad; Everardo Espino, ex director de Banrural; Fausto Cantú Peña, ex director de Inmecafe; Alfredo Ríos Camarena, ex director del Fideicomiso de Bahía de Banderas y Lydia Camarena, ex directora de Productos Pesqueros Mexicanos.

 

 

La realidad es que la vara con que se mide a los políticos acusados de delitos varios no es similar a la que se usa en otros casos.

 

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Web desarrollada por HunabKu Team.

Top Desktop version