Lilia Arellano

Switch to desktop Register Login

Ramón Zurita

Ramón Zurita

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Pan y circo

Viernes, 21 Agosto 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

La carpa quedó montada y como en los ya desparecidos circos, se establecieron los papeles de cada uno con animados payasos, domadores de animales, trapecistas, contorsionistas, acróbatas y el dueño observando el desarrollo de la función, participado solamente cuando se hace necesario.

 

 

No es el antiguo circo romano que dejaba decenas de muertos, ya que en que el número estelar se procedía al sacrificio de los cristianos y esclavos que eran arrojados a los leones, después de presenciar el encuentro de gladiadores y la competencia de las famosas cuadrigas.

 

 

En el México moderno se optó por regresar al moderno esquema del circo nacido en Inglaterra a finales del Siglo XVIII y que en su mejor etapa contaba con tres pistas, para un mayor entretenimiento de los espectadores.

 

 

Las carpas están diseñadas al gusto de los presenciales, ya que se tiene un actor destacado que lanza puñales a diestra y siniestra, mientras otros tratan de eludirlos. En otra pista, se presentan los fieros animales hambrientos que buscan saciar sus necesidades con lo primero de lo que disponen, mientras en la tercera, los asistentes diseñan el espectáculo a su gusto.

 

 

Detrás de las tres carpas se observa al dueño del circo disfrutando del espectáculo, ya que mantiene entretenido a los que pagan el show.

 

 

Hacía mucho tiempo que en México no se presentaba un espectáculo de tal magnitud que mantuvieran tan entretenidos a los espectadores que no miran hacia otro lado que no sea el que se presenta en el nuevo circo monumental que requiere de un pequeños espacios y no de grandes extensiones de terreno como los de antaño.

 

 

El maestro de ceremonias y, además, dueño del circo es todo un experto que da al pueblo lo que el pueblo quiere, un gran espectáculo circense, soltando también el pan necesario para alimentarse y mantenerlo distraído de otros grandes temas.

 

 

Al pueblo, pan y circo, reza la máxima que durante siglos ha permitido el uso y abuso del poder, pero que continúa funcionando como receta mágica.

 

 

La población de México está ávida de respuestas y de que por vez primera se aplique la justicia a todos aquellos que a costa del sacrificio del pueblo han lucrado desde el poder público.

 

 

Es cierto que en el pasado la justicia actuó en contra de algunos personajes provenientes de los escenarios políticos, pero se hizo solamente como represalia o venganza política, sin grandes resultados, ya que los personajes juzgados lograron su libertad en poco tiempo.

 

 

Casi ninguno de ellos resarció lo hurtado o desviado y continuó con su vida, aunque alejados de las delicias del poder.

 

 

En alguna ocasión se llegó a mencionar a los ex Presidentes de la República por abusos de poder o presunto enriquecimiento ilícito, aunque no pasó de ser simples comentarios catalogados como maledicentes.

 

 

Para esta ocasión, el espectáculo montando en el circo de tres pistas parece llevar más contenido, ya qué con los avances de la modernidad, ahora se cuenta con videos que son proyectados en parte, para dejar que la imaginación haga lo demás.

 

 

Uno de ellos desató el avispero nacional, ya que muestra a un par de sujetos, cercanos a dos legisladores de entonces recibiendo grandes cantidades de dinero, por lo que los dardos apuntaron hacia esos dos ex legisladores que ni siquiera aparecen en el video.

 

 

Los pulgares de los espectadores apuntaron hacia abajo, pidiendo la cabeza de esos ex senadores y olvidándose de los involucrados.

 

 

Después de eso, se filtró una serie de nombres de políticos de primer nivel, supuestamente corruptores y corrompidos desde las esferas del poder, con detallados movimientos de cada uno de ellos, presionando por dinero, por concesiones, contratos y todo lo que sea posible pedir en una extensa carta a los “Reyes Magos”.

 

 

La importancia de los nombres atrae la atención dentro y fuera del país, mientras el empresario y maestro de ceremonias va soltando poco a poco el resto de la historia, emocionando con ello a un auditorio necesitado de recibir el pan y circo prometido y que recibe en momentos de gran apremio donde la pandemia sigue su mortal curso de una curva estacionada en el país, sin forma alguna de aplanarla.

 

 

En los próximos días veremos quiénes de los implicados en este circo hacen valer su promesa de demandar a Emilio Lozoya y cuántos más se retractan de ello.

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

¿Se medirán con el mismo rasero?

Jueves, 20 Agosto 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

Los videos se han convertido en la evidencia máxima de la corrupción política en México y aunque no son prueba contundente para ejercer acción penal, sirven para mostrar la fragilidad de los políticos y, en su caso, avidez por el dinero.

 

 

Hace 16 años se inauguró la vía del video y algunos personajes del PRD fueron mostrados en la clásica escena de recepción de dinero, siendo el más representativo y el que sentó escuela el de René Bejarano.

 

 

Ahora son otros los protagonistas de la historia. El primer video filtrado sobre la entrega de sobornos para, presuntamente, apoyar la reforma energética, provocó escozor en los medios políticos, donde unos y otros se lanzan acusaciones de todo tipo.

 

 

Los nombres de los entonces senadores vinculados a este esquema de corrupción se reducen a un pequeño círculo de quienes formaban la burbuja panista y un senador que militaba en el PRD.

 

 

Sin embargo, dos han sido los ex senadores más evidenciados, aunque no directamente ellos, pero si dos de sus colaboradores que acudieron a recibir los billetes del presunto soborno.

 

 

Hasta el momento, la Fiscalía General de la República no ha confirmado si el video es parte de las pruebas presentadas en su descargo por Emilio Lozoya, pero el mundo político se convirtió en un avispero, donde arrojan la primera piedra, buscan justificarse, esconderse e intentan limpiar su nombre.

 

 

Un panista, Francisco Domínguez y un ex panista, Lavalle, son los primeros señalados en virtud de que fueron sus colaboradores los que recibieron ese dinero mostrado en el video, supuestamente para sus entonces jefes.

 

 

Guillermo Gutiérrez y Rafael Jesús Caraveo, acudieron a la cita con un individuo no identificado que les entregó el dinero que recibirían sus jefes senatoriales.

 

 

Tal vez el video contenga mayor información y hasta, posiblemente, imágenes de los senadores Jorge Luis Lavalle y Francisco Domínguez, así como de otros mencionados en la denuncia como Salvador Vega, Roberto Gil, Ernesto Cordero, Luis Miguel Barbosa y otros más, pero hasta no verlos no se podrá conocer que tan a fondo son las pruebas que dice tener Emilio Lozoya para su descargo de culpas.

 

 

Por lo pronto, Pancho Domínguez (así se le conoce en la tierra que gobierna) sumamente nervioso y leyendo mal su texto, negaba estar implicado en los sobornos denunciados por Emilio Lozoya y dio una serie de explicaciones sobre su respaldo a la reforma energética.

 

 

Lozoya es un delincuente y no se puede creer en su palabra, dijo Domínguez.

 

 

Mal le cayó al gobernador de Querétaro que la difusión del video en que se advierte a su entonces secretario particular recibir dinero como parte de los sobornos denunciados por el ex director de Pemex, antecediera a la visita del Presidente López Obrador a su terruño y se conociese un día antes de la reunión de los gobernadores con el Ejecutivo.

 

 

Sin embargo, Domínguez tuvo que apechugar y dar la cara, después de correr a su todavía secretario particular, al que, afirma, denunció ante las autoridades correspondientes.

 

 

En ese sentido el también gobernador solamente que de Puebla, Luis Miguel Barbosa, salió a los medios para aclarar que no tiene nada que ver con los sobornos desde Pemex y que presentará una denuncia en contra de Emilio Lozoya, por daño moral.

 

 

Y en este ir y venir de unos y otros, sale el primer gobernador panista de la historia, Ernesto Ruffo, para declarar que él siempre vio cosas raras en este núcleo de panistas de la burbuja que componían Cordero, Gil, Vega, Lozano, Lavalle, eran como la pus y se la pasaban en la oficina del coordinador de los priistas Emilio Gamboa, del que se conoce como es su manejo político.

 

 

Varios de los personajes señalados ya no militan en el PAN, como tampoco Lozoya lo hace en el PRI, sin embargo las denuncias y acusaciones terminarán perjudicando a esos partidos en los próximos comicios y las denuncias y aclaraciones de unos y otros se convertirán en el tema favorito por varios meses.

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Éxodo en el PRI

Miércoles, 19 Agosto 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

 

Conforme se acerca el inicio del año electoral surgen las inconformidades dentro de los partidos políticos y personajes con larga militancia se van alejando de los organismos en que los que se formaron, al confirmar que los actuales son tiempos de definiciones y que no tiene caso mantenerse dentro de una organización en la que son relegados.

 

 

Los cambios de camiseta y de ideología son una constante en la política mexicana y más cuando los personajes en cuestión no cuentan con una identificación sólida con los partidos en que militan y se mantienen en ellos solamente mientras ven los beneficios que les son concedidos.

 

 

Nombres hay muchos y conforme se aceran los procesos electorales surgen más que se suman a los que en el pasado lejano o reciente dieron el triple salto mortal con red de protección.

 

 

Canek Vázquez Góngora es un político formado en el PRI al amparo de Manlio Fabio Beltrones (fue su secretario particular) y Marco Antonio Bernal, quienes lo protegieron e impulsaron desde que a los 15 años se unió a ese partido, del que fue dirigente de los jóvenes de manera sectorial y nacional y alcanzó a ser diputado federal suplente, primero y propietario después, manteniendo el control de las juventudes del PRI.

 

 

Renunció a ese partido, cuando su partido decidió dejarlo de lado en las propuestas para nuevos cargos de elección popular y se refugió en Morena, del que es actualmente diputado local en Hidalgo.

 

 

Dueño de una fortuna considerable, sin alcanzar jamás cargos de mayor importancia, el ya no tan joven Canek busca ahora la candidatura del Movimiento de Regeneración Nacional a la alcaldía de la capital de Hidalgo, cuyos comicios serán en octubre próximo.

 

 

Canek es el más conocido de los aspirantes de Morena, pero al mismo tiempo concentra el mayor número de negativos, pues se trata de un personajes prepotente y altivo que no conecta con la población, pero manteniendo una alta probabilidad de que Morena gane esos comicios, Vázquez Góngora se encuentra empecinado en ser el candidato de ese partido, ya que sabe que triunfando, en tres años más sería el candidato natural al gobierno estatal.

 

 

Pero si en Pachuca un ex priista se podría convertir en el nuevo alcalde de la capital de Hidalgo, en Nuevo León, otro personaje que recientemente renunció al PRI podría ser la primera gobernadora de esa entidad. Clara Luz Flores, alcaldesa de Escobedo aparece como puntera en las encuestas que se levantan en la entidad para el proceso electoral de junio del año próximo en que se renovará el gobierno estatal.

 

 

Seis meses después de su renuncia al PRI, Clara Luz se apunta como posible candidata, sea por la vía independiente o por Morena, partido con el que ella y su esposo, Abel Guerra guardan cierta cercanía.

 

 

En Campeche, la reciente renuncia del ex senador Raúl Pozos Lanz a su militancia priista de más de 35 años, lo ponen en cercanía con la adopción por parte de Morena.

 

 

Pozos se va dolido del PRI, un partido que no escucha a su militancia, aunque se dice agradecido, tranquilo y sin rencores. Su militancia le alcanzó para ser funcionario estatal, dirigente estatal del PRI, delegado estatal de ese partido y senador de la República.

 

 

Hace seis años se convirtió en el candidato del gobernador Fernando Ortega para sucederle, aunque le ganó la partida el actual dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, quien después de obtener la victoria en el proceso electoral  e iniciar gobernando Campeche, persiguió a los principales colaboradores de su antecesor, encerrando a algunos y marginando a otros.

 

 

Uno de ellos fue Pozos quien ya encontró acomodo para continuar con su carrera política, aunque ahora se le presenta la oportunidad de competir por la alcaldía de la capital del estado en los comicios del año próximo, aunque no por el partido tricolor.

 

 

En su despedida del PRI, Pozos Lanz estableció: “El PRI de hoy dejó de escuchar a todos, de incluir a todos para consolidar proyectos comunes. Se convirtió en un partido carente de ideología clara y propuestas sociales”.

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Consulta ciudadana ¿para qué?

Martes, 18 Agosto 2020 00:00 Publicado en De frente y de perfil

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

Las leyes mexicanas son muy claras en lo que respecta a ser juzgado por los delitos cometidos y castigar a quienes los comentan, aunque tienen sus excepciones contenidas en el fuero de algunos personajes.

 

 

Para ellos se requiere del desafuero, ya que no basta el solicitar licencia para ser sometidos al escrutinio de la ley.

 

 

Entonces nos preguntamos, para qué el presidente López Obrador tendría que someter a voluntad ciudadana, mediante una consulta popular, si los ex Presidentes u otro tipo de funcionarios públicos deben ser juzgados.

 

 

Si de lo que se trata es de un show mediático, entonces debemos de ser advertidos de ello, de otra manera que se juzguen de acuerdo a los supuestos delitos que cometieron, se les encarcele o se les deje en libertad, si no hay comprobación de los mismos.

 

 

Hasta donde sabemos los ex Presidente no gozan de ningún tipo de fuero (el Presidente en funciones sí lo tiene), por lo que deben someterse a los dictados de las leyes, sin privilegios de ninguna clase, pero también tienen derecho a no ser condenados a priori, ni mucho menos hacer escarnio público de ellos, como probables responsables de los ilícitos que se les marcan.

 

 

Y es que el presidente López Obrador reiteró que serían juzgados en el caso de que durante una consulta pública la mayoría de los ciudadanos decidan que si se haga, aunque al estilo Pilatos, el ya se lavó las manos con antelación y anunció que su voto sería en contra de llevarlos a juicio.

 

 

Con la inclinación de su voto hacia el no, el Ejecutivo federal está orientando el sentido del voto, entonces para qué la consulta ciudadana, si sabemos la gran influencia que mantiene el Presidente de la República en millones de votantes.

 

 

Claro que el show mediático beneficiaría enormemente a los candidatos de su partido y pegaría en la línea de flotación de priistas y panistas que verían el espectáculo con dos de sus grandes figuras del pasado, que con base en su popularidad consiguieron ganar los comicios de 2006 (Felipe Calderón Hinojosa) y 2012 (Enrique Peña Nieto), ambos derrotando al actual presidente López Obrador.

 

 

De realizarse la consulta ciudadana habría que ver quién la organiza y en qué tiempos hacerla, aunque se estima no podría ser antes de los comicios de junio de 2021, ya que el INE en caso de ser el elegido para organizar el show, estarían entretenidos en el proceso federal.

 

 

Sin embargo, la magnitud del evento mantendría entretenidos a los partidos, las organizaciones de todo tipo y al electorado, subiendo y bajando los momios de los que resulten candidatos, especialmente de los tres principales partidos políticos.

 

 

Por lo pronto, dejando atrás el tema de la pandemia que sigue azotando al país, causando muertes, contagios, pobreza y desempleo, se acerca el nuevo entretenimiento nacional, ante la pobreza del circo montado alrededor de Emilio Lozoya.

 

 

Claro que buscándole el lado bueno de la posibilidad de que todos aquellos servidores públicos que cayeron en la tentación de la comisión de delitos, regresen los beneficios obtenidos con esos ilícitos sería bueno para el país que, además, de una pena corporal en prisión, se quedarán sin esos lujos obtenidos a costa del erario o de las comisiones o participaciones recibidas por los jugosos contratos cedidos.

 

 

Hasta el momento nada de eso ha sucedido, aunque se recuerda como en el pasado, a fines de los 70 estalló el escándalo por los regalos realizados al entonces Presidente López Portillo mediante un rancho obsequiado por el entonces gobernador de Querétaro Rafael Camacho Guzmán y una casa en Acapulco por el dirigente sindical Joaquín Hernández Galicia. De ambos regalos, el rancho fue devuelto, pero la casa no y quedó como propiedad de la familia.

 

 

Resulta raro que los servidores públicos sometidos a juicio sean despojados de las costosas mansiones y propiedades conseguidas al amparo del poder público y en el caso de incautarlas, al poco tiempo se les regresa. Esperamos que eso no suceda con el juicio contra el ex director de Pemex y otros funcionarios, incluidos los ex Presidentes de la República.

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Web desarrollada por HunabKu Team.

Top Desktop version