Lilia Arellano

Switch to desktop Register Login

Jueves, 10 Septiembre 2020 00:00

Quién presidirá Morena

Publicado en De frente y de perfil Escrito por

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

 

¿Qué sentirían los militantes del PAN si Miguel Ángel Mancera buscara la presidencia del partido o en su defecto Xóchitl Gálvez solicitara participar como aspirante a dirigir el PRD?

 

 

Esos casos son emblemáticos en referencia a los que sucede con Porfirio Muñoz Ledo, quien se postuló como aspirante a la dirigencia nacional de Morena.

 

 

Los tres mencionados son parte del Legislativo al que llegaron en 2018, mediante la alianza establecida entre los partidos que los postulaban. Así, Xóchitl apareció como primera dentro de la lista de candidatos plurinominales al Senado de la República por parte del PRD, mientras Mancera lo hizo en la del PAN y Porfirio fue incluido en la del PT.

 

 

PAN, PRD y MC establecieron nexos para competir dentro de una alianza, como el PT se unió a MORENA y al desparecido PES, por lo que sus nominaciones vinieron dentro de esa alianza.

 

 

Sin embargo, en el caso de Porfirio han surgido dudas sobre cuál es su militancia, toda vez que cuando asumió el cargo de presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados reafirmó su liga con el Partido del Trabajo y hoy se reconoce como militante de Morena.

 

 

Y es que dentro del listado de Morena. hay grandes dudas porque la mayoría de los autopostulados no se encuentran en listado que proporciona el INE, así como tampoco varios de los prospectos a la secretaría general, lo que hace un embrollo más de los muchos que tiene ese partido.

 

 

Antonio Antonelli, uno de los aspirantes a la secretaría general pidió una copia ante el INE para conocer el listado de aquellos que si aparecen como militantes en la restringida cédula y constató que la mayor parte de los prospectos a la presidencia y a la secretaría general no aparecen en esa reducida lista.

 

 

Con todo y ello, cada día crecen más los aspirantes que desean competir y presidir o ir a la secretaría general del partido que está ubicado como el mayoritario del país.

 

 

Al nombre de Porfirio Muñoz Ledo, se suma el de Javier Hidalgo, Mario Delgado, Gibrán Ramírez, Yeidckol Polevnsky, Alejandro Rojas y otros más que se suman a la larga lista de aspirantes a quedar dentro de los principales cargos de Morena, cuya elección habrá de realizarse mediante una encuesta que definirá el nombre de los ganadores.

 

 

Por lo pronto, Bertha Luján es la única aspirante que decidió bajarse de la tómbola partidista y esperar mejores tiempos para competir, después de fungir como favorita desde que se inició el proceso de auscultación para la sucesión de la dirigencia.

 

 

En esta rebatinga en que se está convirtiendo la disputa por la dirigencia nacional también se encuentran en juego las negociaciones que se harán ante la cantidad de cargos públicos en juego para el año próximo, por lo que habrá aquellos que únicamente se exponen para conseguir el arreglo que los sitúen en una de las candidaturas que abundarán y que van desde 15 gobiernos estatales, 500 diputaciones federales, 16 alcaldes en la CDMX, diversas capitales estatales y poblaciones de gran importancia, además de Congresos locales, incluida la CDMX.

 

 

Hay quienes ven la lucha por la dirigencia nacional como una réplica de lo que sucedía dentro del PRD, con fracturas, guerra sucia y fortalecimiento de una de las corrientes que convergen al interior del partido y que, en el caso del PRD, mantiene como grupo de supremacía a los llamados “Los Chuchos”.

 

 

Por lo pronto, todos los aspirantes se comprometieron a respetar el resultado de las tres encuetas que levantarán Covarrubias, Parametría y Ulises Beltrán, casas encuestadoras elegidas para husmear entre la población abierta, con la supervisión del INE.

 

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Miércoles, 09 Septiembre 2020 00:00

Pandemia de 200 días

Publicado en De frente y de perfil Escrito por

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

Han transcurrido casi doscientos días desde que la pandemia nos aisló y nos enseñó un nuevo estilo de vida, mostrándonos otras formas de trabajo, convivencia y de respeto hacia los semejantes.

 

 

Trabajar desde casa, convivir con la familia, buscar otras opciones y, principalmente, evitar el contagio por el virus de Covid-19, fue necesario, implementando la sana distancia, adoptando las medidas que pretenden mantener la buena salud y, sobretodo, no caer en desánimo, depresiones ni dejarnos vencer por el miedo.

 

 

Los primeros días fueron angustiantes, aunque contábamos con alguna información sobre lo que sucedía en naciones de Asia y Europa, las mismas hablaban de cientos y hasta miles de muertes y se desconocía el origen del virus, por lo que los más conservadores decidieron atender la recomendación de mantenerse en casa y salir solamente lo necesario. Otros más desestimaron el llamado gubernamental y hubo quienes, hasta la fecha, catalogan la pandemia como una vil farsa del capitalismo.

 

 

Todo eso propició que el gobierno fuese cambiando la estrategia y trasladando las fechas consideradas claves para el control de la pandemia.

 

 

Primero, dijeron que no era tan riesgosa y algunos empresarios como Ricardo Salinas emitieron mensajes de que en realidad no era tan peligrosa y conminaron a sus empleados a seguir trabajando, con el grave riesgo del contagio.

 

 

Los días de marzo corrían y no se advertía la estrategia del gobierno federal para decretar medidas que frenaran los contagios que comenzaban a darse no de la manera en que ocurrían en otros continentes y países, por lo que nuevamente se desestimó la gravedad del tema.

 

 

Para fines de marzo y principios de abril se dieron las alertas del crecimiento de los fallecidos, se prendieron las alarmas, se decidió el cierre de cines, restaurantes, teatros, gimnasios, clubes y se procedió a un nuevo llamado a la ciudadanía para evitar frecuentar sitios públicos y salir solamente que fuese necesario.

 

 

Para entonces, a nivel nacional, se había decidido el cierre de los sitios turísticos, especialmente los de playa y los más visitados por los turistas que ya se habían ausentado del país.

 

 

Fue entonces que se descubrió que los sitios de mayor contagio en la capital del país venían siendo el transporte público y la Central de Abastos, decidiendo sanitizar esos y otros lugares.

 

 

Dentro de esta fiebre de las primeras semanas de la pandemia, el gobierno se encontraba sin las herramientas necesarias para combatirla. Hacían falta ventiladores, respiradores, equipo médico y hasta cubrebocas, por lo que hubo de recurrirse a las compras de pánico, destacando las que algunos mercaderes del dolor ajeno y de las desgracias, decidieron actuar y buscar los contactos necesarios para proporcionar los equipos que se requerían a precios exorbitantes.

 

 

El mercado de los cubrebocas se saturó, alcanzado precios que espantaban a los requirentes del producto y saltó por ahí un “vivales” hijo de un político de no gratos recuerdos que incursionó en la venta de esos insumos con un precio elevado, lo que le mereció más tarde una sanción de parte del gobierno federal, en el que trabaja su padre.

 

 

Los mercaderes del dolor ajeno hicieron su agosto, aunque no pudieron expandirse, ya que el gobierno logró conseguir en el extranjero esos mismos productos que en México se ofertaban al doble y triple de su valor normal.

 

 

Desde el gobierno federal se pusieron metas, considerado que las fechas más peligrosas serían las dos primeras del mes de mayo y después de ello, vendría el descenso, según sus decires se aplanaría la curva y en junio posiblemente estaríamos con el mal recuerdo de la emergencia, pero a salvo.

 

 

No sucedió así y desde junio, se decidió experimentar con el semáforo, mediante el que cada estado determinaría ir abriendo los espacios necesarios para evitar mayores daños económicos. El desempleo reinaba en todo el país, los empresarios e industriales exigían la reapertura de los mercados y el gobierno seguía sin encontrar el urgente descenso de los contagios.

 

 

Casi doscientos días después del primer caso de contagio, las urgencias siguen siendo las mismas y el camino se ve sumamente arduo para encontrar el aplanamiento o el descenso de la mortandad que llega casi a los 70 mil fallecidos.

 

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Martes, 08 Septiembre 2020 00:00

Uno menos que en 2018

Publicado en De frente y de perfil Escrito por

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

De acuerdo con lo determinado por el INE, salvo la mejor opinión del Tribunal Electoral, serán ocho los partidos que participen en la contienda electoral de 2021, catalogada como la madre de todas las elecciones, por el número de personas que serán electas.

 

Esos ocho, son uno menos de los que participaron en el proceso electoral federal de 2018, que arrojó como resultado la pérdida de registro para dos de ellos (PANAL y PES), aunque uno de esos actores descalificados en aquel entonces cambió de apellido y vuelve con una nueva oportunidad.

 

Los contendientes en 2021 serán los partidos que cuentan con bancada en la Cámara de Diputados: MORENA, PAN, PRI, PT, MC, PVEM, PES (antes Encuentro Social y ahora como Encuentro Solidario) y PRD.

 

Cada uno de ellos deberá alcanzar, como mínimo, el tres por ciento del total de votos emitidos, para continuar con registro y poder seguir participando en comicios futuros.

 

A pesar de que se filtraba información y se daba por hecho que cuando menos cinco de los organismos que solicitaron nuevo registro lo alcanzarían,  no fue así y contrariados los que consideran injusta la negativa acudirán ante el Tribunal Electoral, buscando se corrija la falla.

 

Y es que cada uno de los partidos rechazados argumenta una serie de argucias por parte de los consejeros del INE, los mismos que antes de la resolución eran garante de transparencia, según expresiones de los principales dirigentes de cada una de esas corrientes.

 

Hoy esos personajes imparciales y que dan la cara en el INE son catalogados de muchas formas, varias de ellas totalmente soeces que llegan al extremo de ubicar al presidente del INE (Lorenzo Córdova) como “cantinero de Calderón”, aunque no aclaran a cuál Calderón hacen referencia.

 

Y es que desde siempre en México se acostumbra echarle la culpa a otros de los errores que cometemos y más cuando la situación no nos favorece.

 

Los reclamos por resultados electorales siempre son para los otros partidos o los calificadores de la jornada, sin considerar nunca que los parridos se equivocan al seleccionar candidatos con bajo perfil, mala fama o carentes de atractivo para los ciudadanos.

 

Siempre resulta más fácil culpar al adversario u otros y nunca aceptar la propia responsabilidad.

 

Ahora corresponde al Tribunal Electoral determinar si los señalamientos de los dirigentes de los partidos rechazados tienen razón en su argumentación o si los consejeros actuaron con justica al rechazar su petición de registro.

 

Sin embargo, sea la que sea la resolución del Tribunal, la jornada electoral que empezó ayer inició con el pie izquierdo y con malos augurios hacia lo que viene.

 

Nunca en la historia de México la ciudadanía acudió a las urnas para seleccionar a tantos representantes populares como la hará en la jornada del seis de junio próximo y nunca tampoco había tanto encono entre las organizaciones partidistas participantes.

 

Los opositores de Morena desean derrotarlos en las urnas, aunque no encuentran el método adecuado, ya que por sí solos no garantizan el respaldo electoral necesario para conseguirlo.

 

Y aunque hay quienes consideran que la presencia de más partidos daría la opción suficientes para arrebatarle la mayoría en la Cámara de Diputados y en las 15 gubernaturas en juego, hay otros que coincidimos en que fraccionar aún más el voto representa una victoria adelantada para los candidatos de Morena.

 

Con la participación de ocho partidos, dos de ellos en alianza con Morena (PVEM y PT), restan cinco partidos ajenos a ello, aunque en realidad serían cuatro, ya que el PES por su condición de primerizo no puede realizar alianzas con nadie.

 

Sin embargo, se antoja difícil que puedan establecer una alianza entre los cuatro restantes, ya que PAN y PRI son como el agua y el aceite. Movimiento Ciudadano se considera una realidad y establece sus condiciones para unirse a otro partido y el PRI que podría hacer alianza con MC y PRD es visto con menosprecio hasta por el partido del sol azteca que está considerado como uno de los posibles perdedores del registro en junio de 2021.

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Lunes, 07 Septiembre 2020 00:00

Partidos, tres historias

Publicado en De frente y de perfil Escrito por

 

 

 

 

DE FRENTE Y DE PERFIL

 

 

 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

 

 

 

 

 

Tres historias distintas y dignas de ser contadas se vivieron la semana pasada con tres personajes vinculados a los nuevos partidos políticos que obtendrían (se apostaba a ello) el registro para contender en los comicios de junio de 2021.

 

 

La primera de ellas atañe a Gerardo Islas, el joven político poblano con una carrera vertiginosa y prometedora que lo encuentra posicionado como aspirante a la alcaldía de la capital poblana. Islas, de 35 años cerraría una semana de ensueño, ya que se casó, le fue anunciado el embarazo de su esposa y estaba listo para recibir el registro de Fuerza Social por México, del que sería su primer presidente nacional.

 

 

Gerardo estaba preparado para dicho acontecimiento que lo posicionaría a nivel nacional, ya que anteriormente presidió estatalmente Nueva Alianza, del que es actualmente diputado local. El sueño se frustró, aunque el de su vida personal está fructificando, el político no, cuando fue informado que inconsistencias en la afiliación de sus militantes repercutió en la decisión del Instituto Nacional Electoral de negarles el registro. La reacción de Gerardo fue virulenta, calificando a Lorenzo Córdoba como falto de ética y lo ubicó como el “cantinero de Calderón”, pensando, tal vez, que México Libre si sería aprobado.

 

 

En otra historia, Margarita Zavala, candidata frustrada a la Presidencia de la República, departía con su hijo Luis Felipe en el restaurante Estoril de Polanco, el pasado lunes, se le veía pletórica, radiante, festejando por anticipado el registro de México Libre, el partido con el que buscaría nuevamente llegar al cargo que ya ostentó su esposo, Felipe Calderón. La animada conversación fue interrumpida cuando una ex diputada se acercó a su mesa, la felicitó y le comentó que ella y un grupo de mujeres, sin partido, estarían dispuestas para acercarse a su partido y respaldarla en sus propósitos. Margarita sonrió, agradeció la deferencia y se dijo dispuesta a revisarlo. Un buen augurio para la semana que terminó en lamentaciones, acusaciones y descalificaciones que llegaron hasta el Presidente López Obrador, el que fue señalado por Zavala como la influencia que orilló al INE a negarle el registro a México Libre.

 

 

Incluso señaló que el Ejecutivo quita méritos a las mujeres, ya que el partido lo encabeza ella y no su marido Felipe Calderón. La razón argumentada por el INE es que el 8 por ciento de su financiamiento no estuvo clarificado.

 

 

Otra historia más es la de Fernando Manzanilla, el activo diputado federal del PES, partido que se encuentra sin registro  federal y estatal en Puebla. Fernando renunció a la coordinación de la bancada en el Congreso de la Unión, para ser secretario general del gobierno estatal, primero del priista Guillermo Pacheco y después del morenista Luis Miguel Barbosa y ahora busca la nominación a la alcaldía de Puebla.

 

 

Sin partido por el cual contender, Manzanilla analizaba la conformación de una alianza, ya que cuenta con una buena base de aceptación entre el electorado de la capital poblana. El PES, ahora convertido en Encuentro Solidario (mantiene las siglas) sí aprobó el examen y  podrá competir en 2021 y Manzanilla podrá ser el candidato a la alcaldía capitalina.

 

 

Las historias de estos personajes van de la mano con lo ocurrido el pasado viernes, cuando el INE, mostró su independencia y su presidente Lorenzo Córdoba quedó chamuscado por todos lados.

 

 

El presidente del INE ha sido fuertemente cuestionado por el Ejecutivo federal y ahora lo es por aquellos que no aprobaron el examen y que antes destacaban la autonomía del organismo electoral y hoy cuestionan su transparencia y claridad.

 

 

Tres de los partidos a los que se le negó el registro son respaldados por personajes de alto voltaje en la política nacional: Redes Sociales Progresistas, cuyo presidente es Fernando González, yerno de Elba Esther Gordillo, se le cuestionó la afiliación masiva de maestros; México Libre conformado por la dupla de Felipe Calderón y Margarita Zavala, el financiamiento no clarificado y a Fuerza Social por México se le encontraron inconsistencias en la afiliación.

 

 

Solamente el nuevo PES (antes Encuentro Social y hoy Encuentro Solidario) de Eric Flores obtuvo el registro y podrá competir en 2021.

 

zuritaa

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Web desarrollada por HunabKu Team.

Top Desktop version